Los domingos son el día oficial de la leguminosa. Tras un remojo nocturno, sendas tazas de cuatro semillas distintas van a dar a sus cuatro respectivas ollas.

Las lentejas, con jengibre y espinacas.
Los frijoles, con cebolla, ajo y tomillo.
Las alubias, con cebolla picada, ajo picado y albahaca.
Los garbanzos, así nomás, que solitos se defienden.

La sal, poca, hasta el final de la cocción para que no endurezca las pieles.

Ya cocidas y entibiadas, se toma media taza de cada una (sin caldo) y se combinan en cazo, cuenco o ensaladera; se aliñan con vinagreta de oliva, miel, vinagre/limón, pimienta y hierbas finas, y se comen alegremente con sémola, pan o tortilla para formar saludable proteína vegetal.


El resto de las semillas se guarda en prácticos botecitos de media taza y va derechito al congelador, donde puede dormir el sueño de los justos un par de meses e irse descongelando por porciones diarias. (Benditos microondas).

2 Comments:

  1. alonso ruvalcaba said...
    pues mucho gusto, vida,
    y saludos de otro vindicador de las lentejas, los frijoles, las alubias, los garbanzos

    y todos los demás!
    klaudiaferreira said...
    hola Vidita
    soy klaudia de Chile
    me gusto mucho tu pagina
    realmente sabes arto de
    cocina.
    voy a practicar en estos dias
    con tus ricas recetas
    asi es que pon mas
    para aprender de ti
    ya que como te dije yo
    yo no se hacer nada
    en la cocina
    solo hago desastres
    ya pues niña
    cuidate y estamos charlando

    besos salut!!!

Post a Comment




 

® 2008|teobromina.com No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.